El último 'Molowny' de Anoeta

Alguacil da instrucciones en el partido ante el Levante. /Herrero-Efe
Alguacil da instrucciones en el partido ante el Levante. / Herrero-Efe

Imanol Alguacil ha ejercido de apafuegos de la Real en las dos últimas temporadas. En ambas etapas acumula solo cinco derrotas en veinte partidos, con 9 victorias y 6 empates

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Se le consideraba el mejor 'bombero' en el fútbol de los años 70 y 80, y no por ello se consideraba despectivo. No había nadie que apagara fuegos como él en el banquillo del Real Madrid de la época, que solía recurrir a su talante para apagar los fuegos provocados por técnicos de más renombre.

De Luis Molowny solo se acordaban en los despachos cuando en el campo se atravesaban las tácticas sesudas del último entrenador de moda. Solo entonces, bajaba al césped y utilizaba su particular psicología para arreglar el entuerto. «Chicos, salgan y jueguen como saben», solía repetir. Ycon esa sencillez también en el juego, el Real Madrid ganó con él la Copa del 74, la Liga del 77 y la Copa de la Uefa y la competición doméstica del año 85.

Ese mismo papel es el que alumbra ahora en San Sebastián a la figura de Imanol Alguacil, el técnico de la casa al que ha recurrido la Real Sociedad en las dos últimas temporadas para sacarle de los apuros en los que le metió Eusebio Sacristán y Asier Garitano, respectivamente.

Discreto, humilde y trabajador, el entrenador del Sanse –le llevó hace un año al 'playoff' de ascenso a Segunda– ha sabido contagiar su optimismo a la plantilla txuri-urdin a la que mantiene aún en la carrera por Europa con un estilo sencillo y directo no exento de altibajos.

Alguacil retomó los mandos de la Real Sociedad tras la destitución de Asier Garitano a finales del pasado mes de diciembre, jornada 18, y desde entonces ha firmado un bagaje de 4 victorias, 5 empates y 2 derrotas para un total de 17 puntos, dos menos que los conseguidos por su antecesor en seis partidos más. En ese mismo tramo, de la jornada 18 a la 28, el Valladolid solo ha sido capaz de sumar 8 puntos, con 2 victorias, 2 empates y 7 derrotas.

Ya el año pasado se vio en la misma tesitura al recibir la llamada de su presidente, Jokin Aperribay, cuando acababa de derrotar al Logroñés (2-0) y la Real de Eusebio se dejaba los tres puntos en Anoeta ante el Getafe (1-2). Dirigió entonces los nueve últimos partidos de liga y apagó su penúltimo incendio sumando 16 puntos, con 5 victorias, un empate y 3 derrotas.

Sustituyó hace un año a Eusebio en el banquillo y lo ha vuelto a hacer con Asier Garitano

Hombre de club como en su día lo fue Molowny, Imanol Alguacil ha debido pasar por todos los escalones antes de llegar a la máxima categoría. Tras colgar las botas a los 32 años después de jugar en la Real, Villarreal, Jaén y Burgos, entre otros equipos, empezó por sentarse en los banquillos del Orio y Zarautz antes de recalar en la cantera txuri-urdin. En sus dos primeras temporadas en la cantera blanquiazul, el que fuera lateral del primer equipo dirigió a los dos equipos juveniles y en la segunda se proclamó campeón con el Easo. De ahí, paso a ser segundo en el filial, y en la 2014/15 tomó las riendas como primer entrenador.

Por sus manos, por lo tanto, han pasado y se han forjado jugadores que hoy están en el primer equipo o han volado a otros clubes como Odriozola.

Con la mente en Europa

En Valladolid afrontará su duodécimo encuentro en el banquillo de la Real esta temporada, y pese a las lesiones que se le han ido acumulando en las últimas fechas, no pierde la esperanza de lograr plaza europea. «En la cabeza tengo ganar los 30 puntos que quedan», asegura mismo al término del penúltimo entrenamiento de la semana en las instalaciones de Zubieta.

«No tengo otra cosa en la cabeza y luego dependerá de lo que hagan los rivales», señala sobre Europa Imanol Alguacil, quien recuerda que en algunos medios que siguen a la Real «hace cuatro jornadas se hablaba incluso de opciones 'Champions'».

Pide crédito para una plantilla asolada por las lesiones para el encuentro en Valladolid, «el partido más importante porque es el primer en esa lucha».

«He visto sus últimos partidos y hacen muchas cosas bien aunque no hayan logrado los resultados que querían, pero es un equipo que está metido los 90 minutos y merecerían más puntos de los que llevan», analiza el técnico realista, que no da mucho valor a los malos resultados de su próximo rival en los últimos cinco encuentros, advirtiendo de que no será «un rival sencillo».

«El Valladolid está metido los 90 minutos, merece más puntos de los que lleva», advierte imanol alguacil, técnico de la real sociedad

Alguacil adelantó también que no descarta al brasileño Willian José tras una recuperación adelantada en plazos tras sufrir una lesión fibrilar, reconociendo que podría «jugar y ayudar al equipo» porque le ha visto con muchas ganas en los entrenamientos que ha completado esta semana.