El Valladolid B coge confianza ante el filial del Celta (0-0)

Imagen de archivo del partido entre el Promesas y la Cultural Leonesa. /Espeso
Imagen de archivo del partido entre el Promesas y la Cultural Leonesa. / Espeso

Los de Miguel Rivera vuelven a puntuar a domicilio un mes después ante un rival que estrenaba técnico en el banquillo

OPTAVigo

El Valladolid B consiguió sumar un punto en Vigo ante el Celta B y se mantiene fuera de la zona de descenso aunque solo con tres puntos sobre el puesto de promoción de descenso que ocupa el Navalcarnero. Ni siquiera la presencia en Barreiro del nuevo entrenador del Celta, Miguel Cardoso, sirvió de acicate para romper la mala racha de resultados del Celta B, que no gana desde que lo hiciera ante el Rápido de Bouzas el 23 de septiembre. En consecuencia, el filial celeste encadena ocho jornadas sin conocer el triunfo, mientras que el Valladolid B lleva dos jornadas sin perder y, además, puntúa fuera después de un mes sin hacerlo. Hubo pocas ocasiones de gol en el duelo entre dos filiales de la zona media de la clasificación. Tanto la novedad celeste de la jornada, Jero, como el visitante Samuel tuvieron una notable actuación bajo los palos. En la primera parte, primó el equilibrio de intensidad, si bien empezó mejor el cuadro pucelano. Waldo obligó a Jero a lucirse con un tremendo zapatazo salvado por el guardameta con una fenomenal parada.

0 Celta de Vigo B

Jero; Manu Farrando, Diego Alende, Ros, Diego Pampín (Riki, min. 37); Rai, Dani Molina; Pastrana (Eckert, min. 63), Alberto Solís (Aarón Rey, min. 79), Jacobo González; e Iban Salvador.

0 Real Valladolid B

Samuel; Apa (Abel, min. 78), Mario, Corral, Raúl Navarro; Carrascal, Javi Pérez (Pedrosa, min. 60); Kike, Zalazar, Waldo; y Miguel (Alberto Gil, min. 82).

árbitro:
Ávalos Martos (Comité Catalán). Enseñó tarjeta amarilla al local Dani Molina y a los visitantes Kike, Carrascal, Javi Pérez, Raúl Navarro y Pedrosa.
incidencias:
Estadio Barreiro. 800 espectadores

La escuadra blanquivioleta maniató al Celta B en los primeros compases. Con el paso de los minutos, el equipo celeste se desperezó. En el minuto 22, con Rai al mando de la sala de máquinas, una triangulación por el centro dejó solo a Iban Salvador ante Samuel, pero el ecuato-guineano no supo definir en el mano a mano ante el portero, que repelió el tiro. El primer asalto apenas gozó de más ocasiones destacadas a excepción de un balón largo peinado por Iban Salvador y que Samuel mandó a córner a disparo de Alberto Solís.

La segunda parte arrancó con una acción muy peligrosa favorable a los locales. Alberto Solís colgó una falta desde la derecha rematada por Diego Alende por encima del travesaño. Ambos conjuntos trataron de sorprender al contragolpe y usando centros laterales, pero las imprecisiones en el último pase otorgaron bastante tranquilidad a los porteros, que, no obstante, tuvieron que esmerarse en los minutos finales para frenar sendas embestidas de los revulsivos Eckert y Pedrosa.

 

Fotos

Vídeos