El Valladolid, pendiente de la lesión de Hervías para utilizar su ficha

Waldo golpea el balón en el entrenamiento del pasado miércoles. /Iñaki Sola/RVA
Waldo golpea el balón en el entrenamiento del pasado miércoles. / Iñaki Sola/RVA

En caso de ser de larga duración, podría inscribir a otro jugador. El extremeño Waldo, del filial, se ha incorporado a los entrenamientos y por el momento no puede jugar al no ser sub-23

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El último contratiempo no solo ha engrosado la enfermería sino que obliga a la secretaría técnica a mover fichas para que la banda izquierda que venía ocupando Pablo Hervías en las últimas semanas no quede desguarnecida en el tramo final de temporada. La lesión del riojano, empero, es clave en la toma de decisiones del club, pendiente como está en el día de hoy de las pruebas que se le terminarán de hacer a Hervías en su club de origen, Eibar.

Y es que solo en caso de que su lesión sea de larga duración, el Valladolid podría dar de baja su ficha e inscribir automáticamente a otro jugador. He aquí la cuestión. ¿Qué entiende LaLiga por larga duración? Con el reglamento de la Federación Española de Fútbol en la mano se entiende que el jugador debe estar de baja un mínimo de seis meses para ser considerada de larga duración. Y en principio, a expensas de lo que dictamine hoy el médico del Eibar, Hervías tiene roto el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda y la recuperación se cifra en torno a los tres meses. De este modo solo en el caso de que tuviera dañado el menisco o la lesión revistiera una mayor gravedad, se podría dar de baja la licencia de Hervías e inscribir una nueva.

El riojano ha viajado hasta las instalaciones del Eibar para hacerse unas primeras pruebas que se completarán en la mañana de hoy.

Una vez que se conozca el diagnóstico, el club moverá ficha.

De momento, el primer paso que se ha dado en toda esta encrucijada tuvo ayer a Waldo Rubio como protagonista. El extremeño, que renovó el pasado martes como blanquivioleta hasta el año 2022, se ejercitó ayer con el primer equipo para cubrir la ausencia de Hervías. Por el momento no puede ser inscrito al ser mayor de 23 años, pero sí podría tener hueco en el equipo de Sergio González en caso de que la ficha de Hervías quedase libre. En ese supuesto podría ser Waldo o cualquier otro jugador quien ocupara plaza hasta final de temporada.

Incisivo y regateador nato, el extremeño es una de las piezas destacadas este año en el equipo de Miguel Rivera. En caso de subir al primer equipo no podría regresar al filial. A falta de diez jornadas para concluir la liga, el Promesas está solo cuatro puntos por encima de la zona de descenso directo y tres del 'playoff'.