Real Valladolid

Viejos conocidos de 'O Fenomeno'

Ronaldo, a la salida de vestuarios en Zorrilla. /G. Villamil
Ronaldo, a la salida de vestuarios en Zorrilla. / G. Villamil

El Real Valladolid y Sergio González, este en las filas del Deportivo, padecieron la clase y el gol de Ronaldo

V. BORDAValladolid

Ronaldo Luis Nazario de Lima fue un auténtico suplicio como rival. Su potencia, su capacidad de regate, su velocidad –algo que perdió con el paso del tiempo y por sus problemas físicos– y un continuo romance con el gol definen a uno de los mejores delanteros centros de la historia del balompié mundial. En tratos ahora para hacerse con la mayoría accionarial del Real Valladolid, el club blanquivioleta sufrió en sus carnes los envites del astro brasileño, que marcó al Pucela tanto el año que estuvo en el Barcelona como en su periplo con los Galácticos del Real Madrid. 'O Fenomeno' también hizo sufrir lo suyo al Deportivo de La Coruña, equipo que por entonces vivía su época dorada y en el que militaba Sergio González, actual técnico del cuadro vallisoletano.

Ronaldo tuvo un paso fugaz por el FC Barcelona. Bajo la batuta de Bobby Robson, el delantero brasileño aterriza en la Ciudad Condal con veinte años proveniente del PSV holandés. Su instinto depredador queda patente desde el primer minuto, Poderoso, rápido y con mucho gol le convierten en un '9' que enamora. Su increíble gol al Compostela, el binomio perfecto entre potencia y calidad, ha quedado en la retina de los buenos aficionados. Un auténtico fenómeno, digno merecedor de este calificativo.

Esa única temporada como blaugrana se cerró con todos los títulos posibles menos la Liga. El brasileño anota 47 tantos en 49 partidos. El Real Valladolid lo sufre en los dos encuentros. Los blanquivioletas, con Vicente Cantatore al frente de la nave vallisoletana, caen goleados en su visita al feudo azulgrana en la decimotercera jornada. El Barça se impone por un rotundo 6-1. Ronaldo abre la lata pucelana en el minuto 30. Los otros cinco tantos barcelonistas tendrían una autoría distinta.

En el partido de la segunda vuelta, el Pucela da buena cuenta de los hombres de Robson (3-1). Víctor, autor de dos goles, y Fernando anotan por los locales. Ronaldo, no podía ser otro, logra el tanto visitante. En aquel once estaban ahora exjugadores y con puestos de responsabilidad en el club como Alberto Marcos o Víctor Fernández. Si el brasileño se hace con el club, volverán a verse las caras, aunque esta vez en los despachos.

Al Real Madrid

Desavenencias con la directiva del Barça le hicieron marcharse al Inter de Milán, donde se lesionó de gravedad en su rodilla allá por 1999. El delantero volvió a resurgir como Ave Fénix en el Mundial de Corea en 2002. El punta llevó a la selección sudamericana a un nuevo cetro mundial. Florentino Pérez se rascó entonces el bolsillo para que Ronaldo se sumase a los Galácticos. Allí estuvo cuatro temporadas y media, de la campaña 2002-03 hasta el mercado de invierno de la 2006-07. Quizá había perdido velocidad, pero seguía siendo letal cara a portería. El Real Valladolid lo tuvo enfrente dos temporadas, la 2002-03 y 2003-04, campaña en la que el Pucela perdió la categoría. Y encajó sus goles. En su primera temporada como blanco, el astro de la 'canarinha' marcó un gol en el 3-1 encajado en el Bernabéu. En la campaña siguiente, Ronaldo marcó un gol en el 7-2 cosechado en el coliseo blanco y fue autor de un tanto en el 2-3 de Zorrilla.

Sergio González fue uno de los jugadores de aquel Deportivo que peleaba con los grandes de la competición. El brasileño marcaría a los gallegos en todos partidos que disputó como local en el feudo blanco. Pero la estrella de Ronaldo se fue apagando a la vez que los problemas físicos se fueron haciendo habituales. En la campaña 2006-07, Ronaldo abandona el Real Madrid por la puerta de atrás. Lo hace en el mercado de invierno. Solo había disputado siete partidos, cinco como titular. Intentó seguir su carrera en el Milan y el Corinthians, pero en 2011, con patentes problemas físicos, el delantero que causaba pavor a las defensas contrarias dijo basta. Ponía fin a su carrera, aunque Ronaldo entraba, con todo mérito, en la leyenda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos