Una vuelta al mundo con el Real Valladolid

En apenas cuatro semanas, Ronaldo ha recorrido más de 52.000 kilómetros para dar a conocer el proyecto del Real Valladolid y hacer visible al club y a la ciudad en los mercados internacionales

Ronaldo entrega una camiseta del Real Valladolid al jeque Salman, presidente de la Confederación Asiática de Fútbol durante la presencia del propietario del Real Valladolid en Abu Dhabi invitado por la FIFA para asistir a la Copa de Asia/
Ronaldo entrega una camiseta del Real Valladolid al jeque Salman, presidente de la Confederación Asiática de Fútbol durante la presencia del propietario del Real Valladolid en Abu Dhabi invitado por la FIFA para asistir a la Copa de Asia
Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISA

Y Ronaldo ¿dónde andará? Esta pregunta, o similar, se hacían muchos aficionados del Real Valladolid durante el último mes de 2018 y el primero de 2019. La llegada a la propiedad del club de un tipo tan popular y conocido como el brasileño tiene estas cosas: cualquier paso que da por cualquier parte del mundo, es inmediatamente difundida.

Y como no es hombre que guste de viajar de incógnito ni utilizar zonas VIP, se le detecta con rapidez. A Ronaldo le entusiasma la transparencia, ya lo digo en su primera intervención como presidente. Total, que sus viajes de diciembre y enero han coincidido con el bajón de juego y resultados del equipo y con el agravamiento de la falta de gol. Y esa mezcla ha provocado alguna suspicacia. ¿De verdad es necesario tanto viaje? ¿No debería estar buscando delanteros? ¿A qué espera para poner dinero para fichajes?

Desde que se convirtiera en presidente y máximo accionista del Real Valladolid SAD, Ronaldo Nazàrio de Lima ha dado una vuelta y media al mundo y ha estado en América y Asia. Y esos son solo los viajes que ha efectuado como presidente del club, no están reflejados los que ha hecho como miembro del programa Leyendas de la FIFA.

Ronaldo expone el proyecto del Real Valladolid ante un grupo de responsables de la gestión patrimonial.
Ronaldo expone el proyecto del Real Valladolid ante un grupo de responsables de la gestión patrimonial.

¿Y para qué sirven esos viajes? ¿Qué objeto tiene verse con jeques árabes, participar en congresos sobre el fútbol o acudir a la Copa de Asia? La respuesta es una palabra: repercusión. Ronaldo es un personaje conocido en todo el mundo, pero el Real Valladolid no lo es. Por mucho que juegue en la llamada mejor Liga del mundo. Y esa ausencia de equivalencia es la que pretende resolver el propietario del Pucela. Un miembro del club hacía a este respecto una reflexión: «La Premier es una competición conocidísima, pero hay muy poca gente que sepa quién es el Middeslbourg o el Wolverhampton o el Burning o el Huddersfield. Y todos ellos han jugado o juegan esa competición. Al Valladolid le pasaba algo similar, pero ahora las rayas blancas y violetas se unen a Ronaldo, y eso le hace crecer exponencialmente al club en conocimiento fuera de España».

Un buen ejemplo de ese empeño de Ronaldo porque su figura se ligue indefectiblemente al club es su exigencia de que cada vez que acude a un acto internacional, en los rótulos que figures –ya sea en la sala o en la televisión–, figure la leyenda 'Chairman of the Real Valladolid'. Y no es algo negociable. Y nadie lo discute. Solo la FIFA, que en la reciente Copa de Asia aceptó reflejar la condición de propietario del exfutbolista, pero impuso que en los rótulos figurara también la frase 'Fifa legend', algo a lo que no podía negarse el brasileño. En otros casos, en cambio, sí impuso su criterio y solo figuró como 'dueño de', obviando sus otros muchos títulos y reconocimientos.

De hecho, se señala desde las oficinas de Zorrilla, Ronaldo está rechazando innumerables premios que se le quieren otorgar porque no ve que ello pueda suponer un beneficio para el club. «El protagonismo es del club. Siempre. Ronaldo ahora es el presidente del Real Valladolid, no uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol. El que no lo entienda que lo vaya asumiendo». El mensaje es claro y diáfano: todo aquello que se le proponga a Ronaldo debe superar la pregunta de '¿es bueno o interesante para el club?'.

Durante el viaje a Ecuador, en el que fichó a Stiven Plaza y conoció la manera de trabajar del club Independiente del Valle.
Durante el viaje a Ecuador, en el que fichó a Stiven Plaza y conoció la manera de trabajar del club Independiente del Valle.

En un mundo global, ya lo anticipó el máximo accionista, es imprescindible que el Real Valladolid esté bien colocado para poder acceder a los mercados emergentes. Es el caso de la camiseta del equipo en manos de una estrella de la NBA o la del presidente de la Confederación Asiática de Fútbol con la blanquivioleta con su nombre. Pueden parecer acciones menores, pero en el mundo de los petrodólares, ver al jeque Salman con esa camiseta significa mucho. No es una banalidad. Cualquiera que conozca algo del mundo árabe comprende enseguida el valor de estas imágenes y el simbolismo que tiene para muchas personas.

La búsqueda de ingresos

Ronaldo busca con sus viajes convertir, transformar, al Real Valladolid en un equipo global, mundial. Y para ello el camino más directo, entiende el máximo accionista, es el que ha emprendido. Aunque le supongo un coste personal importante y una agenda tan cargada que el simple retraso de un vuelo la puede descompensar. En el plan de trabajo de cualquier viaje, el equipo de asesores del mandatario vallisoletano diseña dos líneas: una la pública, la que responde a los intereses de quien le haya invitado, y una segunda, privada, en la que se trabaja con posibles patrocinadores o entidades que puedan aportar en un futuro ingresos al club, el segundo objetivo que ha marcado en rojo Ronaldo después de la repercusión. «Seamos conocidos para poder ser comprendidos», resumen fuentes próximas al astro carioca.

El proyecto de Ronaldo para el Real Valladolid no es un proyecto muy habitual en el mundo del fútbol por el altísimo componente social del que se quiere dotar al club, y ello supone explicar muchas veces y a muchas personas los aspectos más relevantes de algo que va más allá del fútbol y que va a demandar ingresos constantes.

A corto plazo estas gestiones no se materializan, no se visualizan entre el público, porque cuando llegó Ronaldo todas las cuestiones de patrocinio estaban ya contratadas. Y los contratos se respetan a rajatabla. Así que será con vistas a la temporada 2019-2020 cuando fructifiquen de manera visible esas negociaciones, algunas de las cuales ya se han cerrado con acuerdos que por ahora permanecen guardadas bajo siete llaves en la caja fuerte del club.

Un ejemplo. El valor de la denominada 'U televisiva' (ese espacio publicitario que se ve a través de la televisión y que en Zorrilla comprende los dos fondos y la tribuna que da al Miguel Delibes) se multiplicó por 10 en el momento en que se supo que Ronaldo adquiría el Real Valladolid. Y no solo eso, sino que desde entonces no hay día que pase sin que lleguen ofertas de comercialización singular para ese espacio. En este sentido, por ejemplo, los viajes han permitido establecer contactos con patrocinadores regionales, empresas interesadas en ser la referencia del Real Valladolid en su zona de influencia y, por ejemplo, recibir un trato preferente en el caso de que el equipo lleve a cabo, a modo de ejemplo, la pretemporada en el país sede del patrocinador.

En este sentido se enmarca, por lo tanto, el lanzamiento de la cuenta oficial del club en inglés para Twitter. En ese espacio se pretende que los protagonistas sean los jugadores y el equipo, lógicamente, pero no Ronaldo aunque sea obvio que su imagen sobrevuela todo el proyecto. «La imagen del presidente es muy poderosa, pero se ha de administrar con criterio e inteligencia», afirman desde la entidad.

Tras el maratón de viajes en diciembre y enero, la agenda de Ronaldo está bastante despejado en ese área para los próximos meses, y se centrará más en presencias muy elegidas que le permitan continuar explicando el proyecto social del Real Valladolid.

En febrero, previsiblemente, explicará los nuevos pasos que se están dando y la remodelación en la organización interna del club.