Waldo Rubio: «Es un salto complicado pero estoy preparado para jugar»

Waldo Rubio estrecha la mano del director deportivo, Miguel Ángel Gómez, a su llegada a Valladolid en julio de 2018. /El Norte
Waldo Rubio estrecha la mano del director deportivo, Miguel Ángel Gómez, a su llegada a Valladolid en julio de 2018. / El Norte

El ya exjugador del filial, que ocupará la ficha de Pablo Hervías hasta final de temporada, asegura sentirse «cómodo en banda izquierda» aunque puede ayudar también en la derecha

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Eléctrico con el balón en los pies, incisivo, directo, atrevido,... Son las virtudes que adornan a todo extremo que se precie, y en las que Waldo Rubio encaja a la perfección con un sello propio que suma y que le distingue de todos aquellos que juegan pegados a la cal. El último en incorporarse a la primera plantilla del Real Valladolid, además, ayuda en defensa y no tiene reparos en esprintar para pisar área propia y echar una mano atrás. Waldo hereda la ficha de Pablo Hervías hasta final de temporada y asume el '7' que antes lucieron en el club jugadores como Pato Yáñez, Onésimo o el mismísimo Jaime Mata.

El extremeño, que abandona la disciplina del filial para afrontar con el primer equipo las diez jornadas que faltan para concluir el campeonato, asegura sentirse preparado para dar el salto y debutar este mismo domingo si es necesario ante la Real Sociedad. Agradecido a todos aquellos que han confiado en él, incluidos sus compañeros en el Valladolid B, «sin su ayuda no hubiera conseguido esta oportunidad; Me han ayudado mucho en el día a día, y está claro que si el equipo no va bien, no hubiera tenido esta oportunidad», Waldo (23 años) reconoce tener en Neymar a su referencia, «tenemos unas cualidades similares», y advierte que puede jugar y aportar en cualquier demarcación.

«Me defino como un jugador rápido, que ayuda a sus compañeros en labores defensivas, y que intenta aportar en cualquier sitio del campo. Me siento cómodo en banda izquierda aunque también en la derecha jugué el año pasado y puedo aportar, también de segundo punta, de punta, donde me necesiten puedo hacerlo bien», ha afirmado en su primera comparecencia ante los medios de comunicación tras conocerse que LaLiga había dado la conformidad a la tramitación de su ficha.

«Estoy supercontento y agradecido, la verdad es que no esperaba que fuera a ser así, mucho menos que llegara por una lesión de un compañero al que mando un abrazo», ha reconocido, consciente de que el salto de Segunda División B a Primera es considerable. «Ya sabemos todos que la Primera es un salto muy complicado, todos los jugadores de Tercera, Segunda B y Segunda tienen la ilusión de llegar adonde he llegado y para nada esperaba estar ahí», ha comentado Waldo, satisfecho también por la decisión que tomó el pasado verano. «Aposté y me la jugué por venir aquí y me ha salido bien, por eso estoy contento».

Waldo, a las órdenes hasta ayer de Miguel Rivera, superó hace ya unas semanas un esguince de tobillo que le tuvo apartado de los terrenos de juego y desde entonces ha jugado varios partidos con el filia. «Estoy preparado para jugar», ha apuntado ante la posibilidad de entrar en la lista de convocados para el partido de este domingo ante la Real Sociedad.

«Aún no me ha hablado personalmente (el técnico), pero como tampoco es el primer entrenamiento, en todo este tiempo me ha ido diciendo las cosas que necesita el equipo y lo que puedo aportar», ha asegurado al término del entrenamiento matinal, reconociendo que los cambios más sustanciales pasarán por «el ritmo» y el salto «de jugar en artificial a césped natural».